EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Un tour para la Vida

lunes, 18 de septiembre de 2017

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Un recorrido por centro Europa que conduce a la historia, al amor, la cultura  sana y a la más expresiva diversión
Santos Aquino Rubio (una mirada)
El Circuito Turístico Europa mundo, el CDP, el IPP y Albas Travel, en una perfecta combinación de historia, ciencia, arte y distención, ejecutan el plan perfecto, un viaje inolvidable
Madrid, España.- Aunque los aprestos y los grandes movimientos para materializar Europa 2017, en el país,  fueron loables, todo cambió de tono y adquirió el dulce color de la travesía al aterrizar en Madrid para hacer conexión a París.
Unos 64 excursionistas convidados, alrededor de 60 presentes en la travesía. Y, de inmediato las inquietudes, las dudas, la camaradería, las valoraciones y las expectativas, pero con la certeza de que el objetivo principal se lograría, divertirse sin ataduras.
Delegación dominicana que visitó el centro de Europa
En Paris
Llegados a Paris, el primero de Junio en la Tarde, la presencia acertijo de nuestro anfitrión en el Europa se concentró en una figura que habría de ser nuestra Ada Madrina, correctora de conductas, maestra de la historia, del arte y la cultura del viejo continente para guiarnos con magistral dominio e inteligente experiencia. Los guías internos, entre ellos Pilar, Zuzana, Margarita y sus colegas de Alemania y Viena, Contribuyeron grandemente al éxito de esta cultural y entretenida jornada.
La primera gran aventura en la ciudad del Amor, la tierra de los Capetos, los Borbones, Napoleón y Víctor Hugo, nos abrió sus brazos sinceros en la histórica, rica y hermosa ciudad de Versalles, cuyo castillo es dueño de las más intensas historias de amor, de guerra, de odio, de arte, de cultura. Su conservación mantiene vivas las más inverosímiles leyendas de la nobleza, las monarquías y los imperios. Sus deslumbrantes jardines nos acogieron con natural expresión de dulzura.



                                           Palacio de Versalles                                                      
                                         Jardines de Versalles
 Los Jardines de Versalles, el gran palacio, la solemnidad, el oro, la preservación de los aspectos culturales, obligan a colocar la imaginación en los más hermosos escenarios de varios siglos de enseña en todas las expresiones de la vida y su influencia en la realidad contemporánea. Aquí entra de lleno a nuestro periplo don Lorenzo, conductor maestro y conocedor de las más complejas rutas del continente. Estuvo auxiliado por Tony, Javier y otros experimentados volantes, en las actividades opcionales.
Un breve recorrido por la hermosa ciudad para conocer de su historia y sus bellas artes, nos condujo a una parada técnica en la Torre Eiffel y en el museo de Louvre, como una previa a las visitas oficiales programadas para el siguiente día. Francia es una nación de 550 mil kilómetros cuadrados, pero una parte importante de su población se aloja estrechamente en Paris por sus atractivos.
Un recorrido por el Gran París
Con Pilar, nuestra guía interna, además de los paseos opcionales, pudimos aquilatar una parte importante de la gran capacidad de esta mujer de larga trayectoria en esos menesteres, quien nos llevó paso a paso por los grandes monumentos y la historia, sus grandes hombres y los aportes hechos al desarrollo humano por los prohombres de la patria de Clodoveo y Víctor Hugo.
La catedral de París, Las Orbona, el mausoleo de Napoleón Bonaparte, la Plaza de la Concordia,  NotreDame y sus leyendas, el barrio latino, los Campos Elíseos, sus leyes, expresiones y estilos en la construcción obras medievales, primando el barroco, gótico y el neogótico.
El Señor, la Señora y el Museo de París
Sin lugar a dudas, la historia de las artes, la política, el amor, la literatura  y la ciencia que tuvieron gran esplendor en la capital de la Francia, París, no pueden leerse ni contarse sin ellas prime el papel protagónico del río Sena, conocido como el Señor de Paris, la Torre Eiffel o la Señora de París y el Museo de Louvre, aquí se resume todo en siglos de historia que aportaron grandemente a las futuras generaciones y al desarrollo cultural de los pueblos.
También hemos de menciona en el marco de este privilegio cultural, la catedral de NotreDame, cuya historia y leyendas han recorrido el mundo e inspirado a sobresalientes autores.
El  río Sena bordea toda la mágica estructura de París y desde su gran torrente pueden observarse todas las edificaciones que contienen los más emocionantes secretos de París. Un paseo por sus aguas permite observarlo todo.
Desde la Torre Eiffel ocurre lo propio, su gran altura y la belleza de su diseño no sólo deleita a los concurrentes, sino que permite tener las más hermosa vista de la Ciudad del Amor”, apagada o encendida. Ha sido replicada por varios países incluyendo Alemania.
El señor y la señora de Paris, El Sena, la Eiffel, el puente de la buena suerte y la catedral de Notredame.
En Louvre, está resumida la cultura, 14 mil metros cuadrados en una estructura señorial con 37 mil obras que lo dicen todo. Desde la Santa Cena y la Monalissa, de Leonardo D, Vinci hasta las más sobrias esculturas, que abarcan la historia de varios siglos de civilización. Lo propio ocurre con NotreDame, en el mismo corazón del Sena. Amanda y el Jorobado, una historia que conoce el mundo. Le Montmartre, otro capítulo para las artes plásticas y su desarrollo, cuna de pintores y punto de nacimiento del Remblam.

                                    La Señora de Paris. Eiffel.                                                                  
Puente de la buena suerte sobre el Sena.   

Un periplo emocionante hacia Berlín
Una vez recorrida parte de la inmensa e interminable historia parisina, Europa Mundo nos lleva hacia un destino igualmente emocionante con paraditas breves, pero ricas en contenidos históricos, religiosos y culturales.
Con destino hacia al Este, una hermosa llanura ocupa la mente y acelera los latidos del corazón. Centeno, cebada, alfalfa, mijo y otros rubros que alimentan al mundo acoplados armoniosamente con el desplazamiento de las aspas de los molinos de viento y eólicos, que producen energía Sana, a partir del sol y el viento.
Sin salir de Francia, nos detenemos en Reims, capital de Champagne, lugar donde el monje Don Perignón, descubrió la fruta que dio lugar a esta bebida maravillosa utilizada por los nobles en para sus actividades festivas y de celebración. Pero lo más importante. La catedral de Reims, donde fue coronado Clodoveo, el primer rey de Francia. Un pueblo de culto y religioso.
                      La catedral de Reims, en Champagne, Francia.
Heidelberg
Una vez alcanzada la frontera con Alemania, la parada obligada fue Heidelberg, una histórica comunidad que fue sede de los príncipes electores del Sacro imperio, quienes tenían la facultad, junto a tres obispos, de elegir a los sacroemperadores. El palacio de los príncipes electores, el río, la universidad y la catedral del mismo nombre tienen un lugar especial en la historia de Europa y el mundo.
Esto, sobre todo, porque allí vivió el primer profesor sacerdote rebelde que fue quemado en la hoguera por la curia, nace el protestantismo y lleva como legado una catedral que simboliza la paz religiosa. En ella, de un lado los protestantes realizan sus cultos y los católicos las eucaristías del otro, pero en el mismo templo. Su universidad, es considerada la segunda más antigua de Europa, la principal de Alemania y cuya sede se mantiene intacta.
       
  
                          Universidad de Heidelberg                        
   
En Frankfurt
Sin que el asombro baje de nivel los excursionistas cargados de emociones positivas y socializando de la mejor manera, se desplazan  en el confortable autobús hacia la cuna económica de Europa y sede de la catedral donde fue coronada la mayoría de los sacros emperadores.  Frankfurt. Sus sabrosas salchichas, la belleza de la ciudad y las sobrias estructuras, también cubren maravillosamente un escenario señorial de siglos de enseña.
A Berlín
Tras un día de recorrido y de disfrute de la belleza natural, ordenada agricultura conexiones viales celosamente mantenidas y cuidadas, se anuncia con energía triunfal la llegada a la histórica ciudad de Berlín, cuya historia comienza abrirse paso entre los visitantes dominicanos, procedentes de distintos pueblos de esta nación del Caribe hispanoparlante.
El descanso fue anunciado, pero la curiosidad fue dominante y la mayoría de los concurrentes decidió aventurarse por las calles de esta histórica ciudad para conocer sus restaurantes, lugares de interés cultural y disfrutar del ir y venir de los germanos en este corto ciclo de la primavera.
El recorrido
Como en París, la mañana del lunes se abrió paso entre los visitantes que ansiosos esperaban conocer las ruinas del controversial otrora Muro de Berlín, las tumbas del Holocausto, la Puerta de Brademburgo, el sistema de transporte, la sede oficial del Gobierno, del Parlamento y la operatividad de la ciudad, caracterizada por la gran humedad de su suelo a causa de su abundante riqueza hídrica.  
El Arco del Triunfo, el Obelisco, la Torre Espía, el Mausoleo del Holocausto y del Muro, los museos, sus modernas y antiguas edificaciones, nos permiten pensar que nada allí es casual y que el ingenio siempre ha estado presente.
 
Potsdam
Luego de recorrer la hermosa Berlín y disfrutar de sus grandes maravillas, incluyendo la primera antena gigante para la televisión erigida para los juegos de 1936, la mirada estaba puesta en la señorial Potsdam, residencia real de Federico El Grande, considerado el desarrollador de Alemania.
El señorial Sains Soussi, el exótico palacete, los simétricos jardines y el bien estructurado bosque en su entorno matizado por las especies madereras de mayor relieve en el mundo. El exquisito gusto, la visión arquictónica y el amor  por sus súbditos y gobernados, reflejan la grandeza de su espíritu y heredan un legado imperecedero de grandeza.
Lo propio puede decirse de su sucesor Federico Guillermo (El Gordo), aunque su estilo de vida fue más estridente y cargado de emociones “algo más exógenas”, en relación con la convivencia de la realeza.
              
Lago que conduce a Potsdam entrada señorial y el   Palacio real de Federico El Grande en Potsdam, Alemania,

Otro recorrido que quedó en el recuerdo es del  Barrio Holandés,  matizado por construcciones sobrias y propicias para la húmeda zona, el cual se desarrolló luego de la llegada de los ingenieros holandeses contratados para resolver el problema que eso significaba para esta zona escogida por la realeza.
En la República Checa
Concluida la estadía en Berlín, la gira sigue su curso hacia la hermosa ciudad de Praga, en la República Checa, pero en el trayecto se registra una parada obligatoria. Esto es en la histórica y hermosa ciudad de Dresden.
En Dresden
A la salida de Berlín el recorrido es armonioso, con clima agradable y un verdor marcadamente atractivo, influido ya por las tranquilas aguas del Danud (Danubio), considerado el segundo más grande Europa. Sus 2 mil 854 kilómetros de recorrido inician en Alemania y terminan en el Mar Negro, en Turquía.  Las sobresalientes civilizaciones del continente pernoctaron en un lado u otro de sus fructíferas orillas, incluyendo los Celtas, los Germanos, Visigodos y otros.
En una breve visita a la antiquísima Dresde,(Dresden en alemán), histórica ciudad erigida en torno al río Elba,  tierra porcelanera, cuya catedral, Construida también con gran esmero, sus valiosas y significativas figuras de la simbología religiosa recogen lo que hoy vivimos como la propia historia divina. Capital de la antigua Sajonia y también llamada la capital del Land. Sus ciudadanos se caracterizaban siempre por su gran tamaño.
Como epicentro,  esta comunidad exhibe sus hermosos pasillos entorno al río y la gran plaza que reúne, además de la catedral, cuya estructura constituye un ejemplo del valor del estilo gótico, el gran palacio de la Opera, donde actores, músicos y cantores se confunden con los visitantes en la presentación de sus grandes obras, el antiguo palacete y su decoración interna, que elevan la condición de seres humanos de sus protagonistas.
La gran sorpresa llegó a nosotros cuando la banda que complementaba con su música la natural presentación de la ópera y sus actores, interpretó las notas del Himno Nacional Dominicano, en una bienvenida acogedora a los excursionistas criollos. Esta acción alteró considerablemente los latidos del corazón de cada quisqueyano presente.
Un recorrido acelerado por el antiguo palacete, las tiendas de porcelana, un rico almuerzo y de nuevo en ruta hacia Praga. La parte histórica es conocida por todos o, por lo menos, por quienes se interesan por los antecedentes de sus pueblos y de su gente.
Catedral de la legendaria ciudad alemana  de Dresde, otrora patrimonio cultural de la humanidad.
En Praga, República Checa
Luego de un prolongado recorrido entre llanuras y a la vistas de hermosas cordilleras, atravesando pequeños y medianos poblados cuidadosamente organizados, entramos en territorio checo. Esta república dividida en tres grandes regiones como Bohemia, Moravia y Silícea, tiene como capital a Praga, considerada, junto a Viena y Budapest, como las tres capitales imperiales de Europa.
Famosa por su cerveza, la belleza de sus mujeres y la cortesía de su gente, llegamos a la tierra de Carlos I, un emperador cuya obra persiste por su grandeza, los aportes del río Moldava y el gran puente construido para unir a la realeza con su pueblo, el cual lleva ahora su nombre como la calle que logra este milagroso empalme. La catedral Niño Jesús de Praga, donde en honor a la delegación se ofició una misa en español y la expresión del arte, Mala Strana. 
Esta ciudad, con desplazamiento laberíntico, nos regala una gama de monumentos que, además de deslumbrantes por la delicadeza y belleza de su construcción, obliga a tener presente la capacidad de emprendedores, el valor de guerreros y la decisión de fijar puntos para la historia, de estos grandes hombres y valerosas mujeres.
La limpieza, la modernidad y la autonomía administrativa constituyen una muestra de su arrojo. Su moneda es aún la Corona Checa, porque todavía no han asumido el euro, que es la unidad cambiaria de casi toda Europa. Luego de la Perestroika y la caída del Muro de Berlín, la antigua Checoslovaquia queda dividida en dos repúblicas, Eslovaquia y la Checa, sujeto de este comentario.
Sus monumentos históricos, religiosos y culturales y los avances tecnológicos,   están a la vista en esta ciudad del corazón de Europa. Una estadía en Praga será siempre inolvidable tanto por su cultura, la capacidad bélica y  el calor de la gente. El poder volver estará permanente en las emociones de cada visitante.
Catedral de Praga          
Poblado de la capital Checa
Vamos  a Austria
La experiencia vivida en Praga alimentó el ánimo de los comunicadores e invitados, quienes aprovechaban cada espacio emocional para dar riendas sueltas a interesantes historias aprendidas de los relatos en esta hermosa ciudad y las que emanaban de la espontaneidad de los alegres y satisfechos viajeros.
De esa forma, con gran entusiasmo se inicia el recorrido siguiendo la trayectoria del Danubio a cuyo paso debe mucho la historia de estos pueblos. De nuevo los pequeños y mediados poblados antiguos bien organizados, de uno y otro lado de la vía, la excepcional agricultura y los grandes cultivos de la vid, se abren paso para dejar pasar airosos  a los alegres excursionistas.
Las extensas cadenas de montañas y las elevaciones alpinas comienzan a jugar con el paisaje, la rica y abundante vegetación se desnuda para permitir el escrutinio de los asombrados caribeños, cuya capacidad de asombro es cada vez mayor. La primera parada anunciada es la de Cesky Krumlov y luego la de Durstien, prácticamente bañadas por las acariciantes aguas del Danubio (Danud, en Alemán).
Este último, Durstein, erigido a orillas del Danubio y donde se asegura estuvo preso Ricardo Corazón de León, un legendario heredero de la corona inglesa, es un lugar esplendoroso, caracterizado por su dedicación al cultivo y aprovechamiento del Albaricoque.
El resto del camino hasta Viena, presenta un paisaje emocionante, sus cadenas de pequeñas montañas que dejan en el transeúnte la sensación de estar viajando hacia un hermoso valle, cargado de misterios y de interesantes historias. Los Alpes austriacos también una referencia positiva.
                               Ayuntamiento de Viena                              
                                 Palacete de Eugenio de Cebollas.     
En la ciudad del Anillo (Ring)
Viena, también conocida como la “Ciudad Anillo”, fue una histórica monarquía que se caracterizó por la fortaleza de sus monarcas, sobre todo, por la hegemonía de Ana Teresa de Austria y Francisco José I, quienes asumieron gran responsabilidad en el desarrollo y la grandeza, de una de las capitales imperiales de Europa y del mundo.
La vía anillo, punto de partida y llegada hacia y desde cualquier parte, a la histórica ciudad llena de luz y belleza cada movimiento, sus hermosas estructuras, las esplendorosas luces de su casa municipal (el ayuntamiento), el antiguo castillo, donde hoy operan el Gobierno, las oficinas oficiales, la sede de la Unión Europea, de las Naciones Unidas y otras tantas de las cuales, muchas veces pende el destino del mundo.
La Noria, la Montaña Rusa, la isla de 25 kilómetros construida en el seno del Danubio y la residencia de los Strauss, sobre todo, la casa de Johany Strauss, compositor del famoso Val conocido como “Danubio Azul”.
Una visita muy especial fue la realizada a los palacetes de Eugenio de Cebolla, príncipe guerrero de origen italiano, contratado por Francisco José I, para pelear contra sus archirrivales turcos, a quienes logró vencer en cruentas e históricas batallas.
Estos palacetes, dignos de la realiza fueron construidos con el más elevado criterio arquitectónico, belleza, protección, divinidad, ciencia y arte. Todo reunido en el gusto de un guerrero que, realmente llevaba sangre real. Esta estructura que ahora alberga un gran museo, fue construida con el dinero recibido como paga por pelear al servicio de Austria contra los turcos. Una gran fortuna.
Las alegres noches y la vida pacífica la ciudad de la música, las piscinas  discotecas en el Danubio, dejan el mejor de los sabores en un viajero ansioso por dejar atrás la carga de un año de intensa labor y de marcado estrés.
El río Danubio, considerado uno de los más importantes de  Europa, 2854 kilómetros de longitud.
En Madrid
Como hay que despertar de todo sueño y la felicidad es momentánea, concluyen los momentos en Viena y una nave abre sus alas para llevarnos hacia Barajas, puerta de entrada a la Madre Patria, España.
Dos noches y un día completo para disfrutar de la grandeza de Madrid, la Plaza Castellana, Cuatro Caminos, el entorno de la estación Chamartín, las torres financieras, la inclinada, la de Picasso y otras maravillas de la arquitectura, dan la bienvenida a esta hermosa tierra, que ocupa una parte importante de la Península Ibérica.
Un gran recorrido 
Un recorrido por las principales vías de Madrid es como un paseo por la historia de Europa y de América, los grandes jardines, los antiguos palacios de la monarquía, el monumento a Colón y los descubridores, la fuente Cibele, Las puertas de Alcalá y Toledo, Alcalá de Henares, las lujosas residencias y las bien conectadas vías con jardines y grandes estructuras por doquier.
Gran palacio de la antigua monarquía española.  La histórica fuente Cibeles, en Madrid.
Sin embargo, una de las grandes atracciones es, sin lugar a dudas, La Gran Vía, una avenida abierta al comercio con tramos alegóricos a los diversos pueblos y razas que allí pernoctaron a lo largo de la historia de España. No sólo el comercio, sino los estilos arquitectónicos predominantes en cada ocupación o estadía de las diversas culturas y etnias, plasmados en las viviendas y centros comerciales que operan en el trayecto.
Cristóbal Colón y el monumento a los descubridores          Una de las arterias viales principales de Madrid.
La España Infinita, se registra en cada obra, en cada expresión cultural y hasta en la forma de vida de los españoles y visitantes. La noche y el día son igualmente testigos de las vivencias de cada hora, minuto y segundo de la vida en esta nación.
La histórica ciudad de Toledo
Como colofón al trayecto cultural es obligado un periplo por la legendaria ciudad de Toledo, capital de Castilla, La Mancha. Esta legendaria metrópoli fue cuna de diversas culturas y en ella pernoctaron las más diversas culturas religiosas, judíos, católicos, musulmanes, sobre todo.
Bordeada en gran parte por el río Tajo, amurallada por otro y teniendo como entrada principal y de control el Puente de Alcántara, con calles estrechas y adoquinadas, Toledo alberga a una de las catedrales más famosas del mundo, fortaleciendo de este modo su vocación católica, que fue de dominio en su monarquía.
Su estructuras físicas, marcadamente barrocas, son extraordinarias, su comercio interesante y la fe de sus habitantes es inquebrantable. Corpuscristi es para ellos motivo de gran celebración y sus historiadores, artesanos, artistas y comerciantes, tienen bien definido este valor.
La más antigua fábrica de espadas, leyenda en la cinematografía, sus finas joyas y la magnífica artesanía, obligan siempre a llevar un recuerdo.
El cierre divertido de esta gran odisea lo constituye una noche de flamenco, histórico baile español, de origen catalán, cuya expresión siempre lleva “Olé”, sangre española.
Ciudad de Toledo en la parte bordeada por el río Tajo 
la flamante e histórica catedral de la capital de Castilla
Las riquezas que bajo la protección de los ríos Sena, Rin,  Danubio, Elba, Moldava, Heidelberg y Tajo, entre otros, así como la valoración que de ellos tienen los europeos, nos permite tener una visión de cómo sería el mundo, si el resto de la humanidad los imitara.
Volver a Europa, recorrer por sus entrañas para nuevos conocimientos, ha de ser la segunda fase de este sueño convertido en realidad.


No hay comentarios: