EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

El problema de la basura y el enfoque del ayuntamiento.

lunes, 31 de octubre de 2016

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
La problemática de la basura al igual que la del tránsito no tiene solución en los métodos que tradicionalmente se han utilizado para enfrentarlas, importar modelos de otros lugares no es recomendable ya que la realidad de cada ciudad es diferente, por ejemplo, en San José de Las Matas un programa llamado "basura cero" ha sido exitoso dada la innegable capacidad gerencial del ayuntamiento, la organización social de todos los sectores,  lo reducido de su casco urbano (3.13 kilómetros cuadrados) y una densidad poblacional relativamente baja con solo 25 habitantes por kilómetro cuadrado cuando la nuestra es de 152.4, impacta también el nivel de conciencia de una comunidad que desde su fundación durante las Devastaciones de Osorio (1606) ha sufrido pocas alteraciones en sus características socio-culturales ya que no ha estado expuesta a las nocivas corrientes migratorias campo-ciudad que tanto nos han afectado a nosotros ni a la explosión comercial propia  de los municipios cabeceras, en gran medida SAJOMA depende de la ciudad de Santiago.
En contraposición Nagua es una ciudad que opera como una gran plaza comercial que de día está llena de personas comprando, vendiendo, estudiando, trabajando, pero que de noche está desolada y vacía, esto se debe a que nos hemos convertido en el centro de acopio de las zonas circundantes ya que podemos suplir bienes y servicios que anteriormente solo podían conseguirse en San Francisco de Macorís para más cerca, tradicionalmente hemos suplido los demás municipios y los distritos municipales de la provincia y para  engrosar ese flujo ahora la autopista del nordeste nos trae toda una masa flotante proveniente del Bajo Yuna, nuestros barrios son lugares para dormir cuya actividad comercial diurna se limita a los colmados y talleres informales, la gran mayoría de sus pobladores al igual que nuestros visitantes hace vida diaria en el casco urbano comercial el cual ocupa el área comprendida entre las calles Progreso y el parque La Rotonda o MTS y entre la avenida María Trinidad Sánchez y la calle Mella donde también se encuentran el 90% de los grandes productores de basura, sin dudas una bomba de tiempo.
El cuadro descrito en una ciudad que carece de equipamiento urbano básico como señalizaciones y zafacones para los peatones y cuyo ayuntamiento tiene un déficit de equipos y de personal hace que uno se sienta pesimista  en cuanto a lo que este tema se refiere ya que como en otros campos de la actuación humana aquí no basta solo con la intención, no hay dudas de que como pueblo tenemos serios problemas de civismo y educación y eso se repite en toda la escala social pero que el ayuntamiento se coloque a la defensiva mediante denuncias en las redes sociales solo agrava el problema ya que donde el transgresor percibe debilidad abusa, no creemos que existan fines políticos detrás de cada munícipe que tira la basura a los pies de un contenedor vacío pero si un claro desafío a la autoridad que merece sanciones ejemplarizantes.
Politizar  el asunto es exponerse a que la población intérprete la queja como una excusa ante la imposibilidad de dar respuesta al problema clásico y básico de los ayuntamientos, mejor idea sería que en buena práctica gerencial el ayuntamiento re-piense  los planes ejecutados hasta ahora más allá de los uniformes y las campañas publicitarias, quizás sea hora de "pensar fuera de la caja" siendo originales y creativos, adecuar las estrategias  a nuestra realidad y ejercer la autoridad que le otorgó el pueblo, la cual ostenta desde hace ya casi 100 días.
Por: Geraldo Fernández
31 Octubre 2016


No hay comentarios: