EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

El “Brexit” derrota a la permanencia en UE

viernes, 24 de junio de 2016

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
GRAN BRETAÑA SE SEPARARÁ DE LA UNIÓN EUROPEA
Alegría. Personas celebran tras conocer resultados parciales del referendo de ayer, en Londres, Reino Unido.
Agencias
Londres El Reino Unido votó por salir de la Unión Europea (UE) en el referéndum del jueves, según avanzó ayer la cadena pública británica BBC. El “brexit”, la salida británica de la Unión Europea (UE), lidera con más de 500,000 votos el recuento del referéndum celebrado ayer jueves en el Reino Unido, con un 52 % de los votos frente al 48.7 % de la permanencia.
Cuando se han escrutado más de 190 de las 382 áreas en que está dividido el mapa electoral británico, la retirada del Reino Unido mantiene constante su avance en una noche de alternativas en el recuento, si bien aún se espera conocer el grueso de votos en la capital británica.
A las 02.42 GMT, el bando del “brexit” lograba 8,187,898 votos frente a los 7,682,230 de la permanencia.
Con una participación electoral estimada en el 71 %, el resultado definitivo del histórico plebiscito se presenta muy ajustado, mucho más de lo anticipado, según los analistas.
Esto hace pensar, de acuerdo con los expertos, que el resultado podría cambiar hacia uno u otro bando en el último momento.
Se estima que los resultados de Londres y de Escocia añadan un importante número de votos a la campaña por la permanencia.
Este fuerte avance del “brexit” ha generado nerviosismo en los mercados internacionales al provocar una importante caída de la libra esterlina de más del 3 % frente al dólar.

El avance de la campaña que pide cortar lazos con Bruselas había sido anticipado por los analistas, si bien todo indica que el resultado definitivo puede ser muy ajustado. El noreste de Inglaterra y Gales arrojan un importante apoyo al “brexit”, mientras que Escocia e Irlanda del Norte ha optado por la permanencia británico en el bloque europeo. Aún quedan por escrutar millones de votos en Londres y el sureste de Inglaterra, las áreas más pobladas del Reino Unido.
De acuerdo con los expertos, la cifra que hay que alcanzar para saber cuál de los dos bandos ha ganado es de 16.813.000 votos.
Gibraltar fue el primero en dar a conocer el resultado, abrumadoramente a favor de la permanencia al obtener el 96 % de apoyo frente al 4 % del “brexit”. La gran sorpresa a primera hora del viernes la dio la ciudad inglesa de Newcastle, pues el resultado fue muy ajustado al obtener la permanencia en la UE el 50,7 % de los votos, frente al 49,3 % favorables a salir del bloque europeo.
Poco después le siguió la ciudad de Sunderland, también en el noreste de Inglaterra, al ganar el “brexit” con el 61 % de los votos, frente al 39 % de la campaña que apoya la permanencia.
Más de 46 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas para decidir en un plebiscito si querían continuar o salir del bloque europeo, al que el Reino Unido se unió en 1973.
Los votantes tuvieron que responder con una equis a la pregunta: “¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?”.
Como reacción inmediata, la libra esterlina cayó a su menor nivel en 31 años luego que los resultados mostraran que los partidarios de “salir” de la UE van ganando.
Las primeras consecuencias ya se hicieron sentir:
El anuncio de dimisión del primer ministro británico, David Cameron, que se concretará antes de octubre y la caída abrupta de la libra esterlina a su nivel más bajo desde 1985.
Los líderes de la UE expresaron tristeza y preocupación, mientras los representantes de partidos nacionalistas y de extrema derecha de todo el continente han celebrando la decisión británica y llamado a celebrar referendos similares en sus respectivos países.
Es la primera vez que un país decide dejar la UE desde su creación, en 1992 (como antecedente solo existía el caso de Groenlandia, un territorio de 56.000 personas, que abandonó la Comunidad Económica Europea -predecesora de la UE- en 1985).
¿QUÉ PASA AHORA?
Aunque el referendo no es vinculante, y en teoría el parlamento podría frenar el proceso, es muy poco probable que lo haga.
Pero Reino Unido no deja de ser miembro de la UE en forma automática.
El mecanismo para abandonar el bloque está contemplado en el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fija dos años para negociar las condiciones de la salida de uno de sus integrantes.
Mientras, los tratados europeos se siguen aplicando.
Si en ese periodo no logran un acuerdo, el plazo puede extenderse, pero solo si hay acuerdo unánime de los otros 27 socios de la unión.
Si, en cambio, no hay acuerdo, el país que quiere salir pasa a depender de las reglas de la Organización Mundial de Comercio para comerciar con otros países.
El reloj de los dos años no empieza a contar hasta que Reino Unido no comunique formalmente su decisión de abandonar la UE al Consejo Europeo, lo cual no está claro cuándo sucederá.
Incógnitas
Es demasiado pronto para saber cómo será el proceso con detalle, entre otras razones porque hay dos grandes incógnitas políticas:
Qué gobierno va a liderar en Reino Unido el proceso de salida de la UE tras el anuncio de dimisión del primer ministro, David Cameron. Cameron anunció un nuevo liderazgo conservador para el congreso del partido, en el mes de octubre. Lo más probable es que tome las riendas alguna de las figuras en el campo del "Leave".
La reacción de los líderes europeos. De ella dependerá si la UE adopta una postura más o menos dura en las futuras negociaciones. Los líderes europeos están preocupados por las repercusiones que puede tener este resultado en otros países miembros y querrán dar una imagen de unidad.
Ni Reino Unido ni la Unión Europea han atravesado nunca un camino como este.
43 años después del ingreso del país en la Comunidad Económica Europea. la vida de los británicos puede cambiar profundamente a partir de este resultado,
También la vida de los casi tres millones de migrantes europeos que viven en Reino Unido puede verse afectada.
Otra de las grandes interrogantes es qué derechos tendrán en el futuro. Y si el Reino Unido que emerja de este complejo proceso seguirá aplicando el libre movimiento de personas como pilar de sus relaciones con la UE.
Es probable que mientras negocian la salida, la UE y Reino Unido negocien también un nuevo marco de relaciones para el futuro centrado en el comercio.
No está claro si Reino Unido va a seguir formando parte del mercado único europeo o intentará alcanzar un acuerdo de libre comercio.
Ser miembro del mercado único requiere aceptar sus reglas, entre ellas el libre movimiento de personas.
Un acuerdo de libre comercio es posible, aunque tardaría años en firmarse.
De todo esto dependerán las implicaciones que tenga el Brexit para la economía británica, la quinta más grande del mundo.

¿LE CONVIENE O NO A AMÉRICA LATINA EL BREXIT, LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UNIÓN EUROPEA?
En Reino Unido ya están sacando las cuentas de cuánto ganará o perderá el país en términos económicos tras concretarse la salida del país de la Unión Europea (UE).
El llamado "Brexit" se impuso a la opción de permanecer por 52% a 48%.
Es una decisión histórica y fuera de las fronteras británicas también tendrá importantes efectos.
En el caso latinoamericano, hay que empezar por decir que el comercio de la región con la economía británica es limitado.
Y la inversión británica en América Latina, si bien es importante para algunos países, por lo general no tiene la dimensión de los flujos provenientes de otros países como Estados Unidos.
De modo que, en sí mismo, el Brexit no representa una amenaza existencial para las economías latinoamericanas, ni tampoco una oportunidad particularmente llamativa, ya que el peso económico de Reino Unido en la región es limitado.
Reino Unido fue, hasta mediados del siglo XX, un socio económico crucial para América Latina, en particular para naciones del Cono Sur como Argentina.
Pero en las últimas seis décadas el comercio con los británicos ha caído en términos relativos.
Entre las economías principales de América Latina, Colombia es la que más depende de las compras británicas. Pero incluso ese país envía a Reino Unido apenas un 2,5% de sus exportaciones, principalmente constituidas por carbón.
En 2014 las exportaciones colombianas a ese país llegaban a US$1.400 millones.
Brasil sólo depende de Reino Unido para el 1.7% de sus exportaciones. Y la cifra respectiva para México es de mucho menos del 1%.



No hay comentarios: