EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Las décimas de Martín

domingo, 16 de agosto de 2015

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Por Stanislaw peña
En sus inicios, es decir, en la antigüedad, la décima estuvo conformada por diez versos de rima consonante con los octosílabos asimétricos. Cuya primera observancia partía de la combinación 4+6 (abba cddcdc). El primer verso rimaba con el cuarto. El segundo con el tercero. El quinto con el octavo y el décimo. Y el sexto con el séptimo y el noveno. Vicente Espinel, un poeta y músico español, transformó la décima dejando instaurada la siguiente combinación: (abba –– ac–– cddc). Dos redondillas de rima abrazada con dos versos de enlace en el centro. Tiempo después esta estrofa fue llamada décima espinela, o sólo Espinela, en honor a su artífice. En nuestro país, decimeros como Meso Mónica y Juan Antonio Alix han sido tal vez los más destacados en este género, sobre todo este último, por ser considerado como el que mejor ha interpretado la idiosincrasia del campesino dominicano.
Pero por muchos años el uso de la décima ha caído en una connotada aplicación principalmente en los sectores populares de nuestro país. Por ejemplo, alguien escucha por ahí a un viejitorecitando o improvisando versos y dice que está “diciendo décimas”, sólo porque se escucha una armónica rima en la cual casi todos los versos riman. Quedando lejos lejos del (abba ––ac ––cddc). Es en ese tenor que las décimas de Martín Brito presentan una estructura mucho más acabada con relación a la décima de Vicente Espinel. Encontrándonos en la Posmodernidad, no podríamos exigir una fidelidad absoluta. Por ejemplo, los poetas de la Generación del 98 y los de la Generación del 27 de España, modificaron sutilmente algunos rasgos de cuartetos y cuartetas, y también los modernistas. Y Gabriela Mistral igual lo hizo con el soneto. Creemos que ese es un recurso viable que implica una especie de factible licencia.
Martín Brito respeta a plenitud la rima de la décima. Y la mayoría de los versos son octosílabos. “Los Tiempos Añejos” es un libro de décimas ubicado en un contexto físico y psicológico enmarcado en un panorama auténticamente autóctono. Martín alude las costumbres, las tradiciones, y toda una gama de elementos folklóricos que desde tiempos añejos han sido estandarte de nuestra identidad y de nuestra cultura. Además, le añade un sello personal a muchas de sus composiciones, imprimiéndole un carácter vivencial que complementa el amplio contenido de esta obra, haciéndola más interesante y pintoresca.

En sus décimas, Martín acomoda a su estilo algunos elementos morfosintácticos y semánticos. Así como también, la concordancia de los tiempos verbales en algunas de las estrofas del libro, aludiendo maniobras propias de su forma de escribir. Creemos sin lugar a dudas amigo lector, que en este libro de décimas encontrará usted un rico arsenal poético que recoge de manera amplia, humorística y coherente, lo que fue la vida de antaño de nuestro pueblo, especialmente la vida rural.   

No hay comentarios: