EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Breve relato de un problema urbano

lunes, 12 de febrero de 2018

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com

Geraldo Fernández
En las ciudades todo está conectado, tengo una amiga que vive en Frenito y trabaja por el área del mercado que cuando los motoconchos subieron a RD$50.00 pesos decidió comprarse una pasola porque de no hacerlo gastaría RD$200.00 diarios en ese servicio lo que al mes serían RD$5,000 y ella gana RD$10,000, tiene dos niños y paga casa, y claro, comen.
Ahora el dueño del negocio donde ella trabaja se queja porque todos sus empleados, que son muchos, estacionan sus motores y pasolas en el frente del establecimiento y los clientes no tienen donde estacionarse, pero sucede que él no tiene parqueos ni para clientes ni para empleados.

El propietario sabe que los clientes son muy cómodos y que si no encuentran un parqueo frente o casi frente a la tienda mejor se van o lo dejan para después lo que en todo escenario representa pérdida, pero también sabe que sin esas pasolas sus empleados no podrían llegar al trabajo o que llegar sería tan caro que trabajar no tendría ninguna lógica. Sabe también que no tiene espacio para parqueos y ¿qué hace? Pues lo mismo que hacen los demás comerciantes y empleados de la zona, rendirse al caos.
Comprender la ciudad, sus situaciones y sus problemáticas requiere ver más allá de lo obvio pues detrás de cada hecho concreto hay experiencias, condiciones y condicionantes que debemos conocer y todo está conectado, no hay azar ni hechos aislados, una cosa es consecuencia de otra aunque no pertenezcan al mismo ámbito, como sucedió con mi amiga de Frenito, que el alza de un servicio la llevó a comprar una pasola y ocupar cada día, por ocho horas, un espacio destinado al tránsito pero utilizado para estacionamiento y cuya disponibilidad afecta directamente la caja registradora de su jefe.
La ciudad es un círculo infinito de sucesos.


No hay comentarios: