EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Del coronel, la delincuencia actual y nuestra actitud como sociedad

viernes, 26 de mayo de 2017

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Por Geraldo Fernandez/El Autor es Arquitecto
Recuerdo que a finales del 2014 un tal "mono" y su banda tenían el pueblo de Nagua en zozobra y la sociedad se movilizó para que las autoridades dieran respuesta a la ola de delincuencia que nos azotaba, una exigencia puntual era que volvieran a traer al Coronel Escolástico...en esa ocasión opiné que "combatir la delincuencia no se trataba de trasladar coroneles". Hoy opino lo mismo.
El Coronel llegó y fue recibido con bombos y platillos, a los pocos días el tal mono se entregó y la banda fue desarticulada y Escolástico se enraizó en el imaginario popular como el paladín del orden, el azote de los delincuentes.
En las últimas semanas se ha desatado no una ola sino un tsunami de delincuencia y mucha gente ha arremetido contra el coronel, unos con verdadera preocupación por la situación y otros pescando en río revuelto, yo creo que al igual que la población la policía ha sido sorprendida por esta situación.
La delincuencia es un problema estructural, del sistema, influye en el desde la calle oscura sin bombillas hasta el delincuente que ha sido apresado y liberado 20 veces, la policía nacional por su formación trujillista no acciona, sino que reacciona, no previene el delito, lo persigue después de cometido, este no es un problema exclusivo de Nagua ni de la 32 compañía, en el esquema actual puede venir ROBOCOP a dirigir y será lo mismo.
Con Escolástico he hablado quizás dos veces en mi vida y no pasa de un saludo, me da igual que lo quiten o que lo dejen, pero entiendo que esta sociedad no puede andar como el perro tratando de morderse la cola, dando vueltas en círculos.
Si vamos a empoderarnos no cometamos el error de personificar el mal en una persona como si fuera un exorcismo, vamos a plantear acciones como sociedad que involucren a todos los sectores y en vez de arremeter contra los responsables de la seguridad pública démosles respaldo, con ideas, con iniciativas, invitando al diálogo entre todas las instancias (sociedad, gobernación, fiscalía, ayuntamiento y policía) cada quien jugando su rol.

Aunque nos sintamos impotentes y atemorizados, el ánimo debe ser de cooperación, pido un voto de confianza para las autoridades, y nosotros hagamos lo nuestro.

No hay comentarios: