EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

PROPIETARIO DEL BUREN RESTAURANT: Rafael Silverio, 15 años dedicados a la buena cocina criolla en Bávaro.

miércoles, 5 de abril de 2017

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
´´Al principio fue muy difícil, no tenía dinero y tomé un préstamo
Continuando con nuestro compromiso de resaltar los valores y cualidades de quienes dejan sus orígenes y terminan haciendo estas tierras tan suyas que apuestan y siembran sus sueños en ella…, para esta semana les presentamos al señor Rafael Silverio.
Rafael Silverio decidió dejar su humilde pueblo natal, El Copeyito de Nagua, en busca de un mejor futuro para él y los suyos, y en esa gran búsqueda, sus metas, sueños y esperanzas terminaron ancladas en Bávaro Punta Cana.
PCAD. ¿Quién es Rafael Silverio?
RS: Bueno, me defino como un hombre incansable en el trabajo
PCAD: ¿De dónde vienes?
RS: Soy oriundo de Copeyito, Nagua, un campo arrocero, muy laborioso y productivo, pero a los 15 años por motivos de estudio me fui a La Vega a estudiar agronomía la cual por necesidades económicas no pude terminar, solo pude hacer un año en esa área.
Luego emprendí, tuve que irme a la zona de Puerto Plata buscando nuevos horizontes, allí despegue en el área hotelera con apenas un cursito de inglés que hice, me fue bien en la zona que dure 12 años trabajando como guía turístico, hasta que el turismo comenzó a caer allí, entonces puse una fábrica de jugos que se hizo muy popular: ´´SILVERIO JUICE´´.
PCAD: ¿En qué año y por qué vino para Bávaro?
RS: Llegue en el 2002 por una oferta de trabajo, vine como gerente de una empresa de fotografía, no sabía de fotografía nada, pero al hablar idiomas esa empresa me hizo una oferta tentadora para esos tiempos.
PCAD: ¿Cómo nace su restaurante?
RS: El Burén nace de un sueño, fui hotelero, fui camarero y al llegar a la zona cuando salía a comer sentía que aquí hacía falta un restaurante criollo y sobre todo servicio porque en aquellos tiempos los restaurantes de la zona no tenían un buen servicio y cuando llegaba un dominicano era como si hubiese llegado nadie, ese trato a mí no me gustaba, siempre decía que iba a poner un restaurante y así lo hice, abrí el 14 de julio del 2003.
PCAD: ¿Cómo fueron los inicios?
RS: Al principio fue muy difícil, no tenía dinero y tome un préstamo contando con gran pare del personal que llevaba cuando era gerente de la empresa de fotografía, te estoy hablando de unas 60/80 personas que siempre me decían que me iban a apoyar pero cuando lo abrí quizás fueron 2 de esas personas, lo cual me afecto porque yo pensaba que contaba con mucha gente y al final me vi solo.
PCAD: ¿Cuál fue su etapa más difícil?
RS: Cuando vino el ciclón George, yo tenía apenas 4 meses con el restaurante y ese ciclón arraso, el turismo en Bávaro se vio muy afectado, hubo mucha malaria, todo inundado de agua y eso me bajo económicamente el negocio.
PCAD: ¿Cómo logro seguir adelante?
RS: Siempre aparece un Chapulín como decimos por ahí, e mismo dueño de la plaza (Que en paz descanse) cuando le dije que no aguantaba más que le iba a entregar el negocio, me contestó que si era por dinero que no lo entregara, que no era que no le pagara, pero que lo hiciera cuando mi negocio funcionara, eso fue una gran apoyo.
Pero el apoyo principal fue mi familia, mis hijos, mi esposa, mis hermanos que han estado conmigo en todo momento.
PCDA: ¿Qué le motiva continuar adelante?
Mi familia, mis hijos, me gustaría en un futuro dejarle algo con que vivan, no dinero, pero me gustaría dejarles un motivo para trabajar, para vivir y tirar Pa´Lante.
PCAD: ¿Cuál considera ha sido su mayor logro?
RS: Mantener un hogar unido, lograr tener un restaurante y una casa propia.
Hace un mes abrimos ´´La Batea´´ un restaurante que ha sido construido grano a grano, cada piedra puesta aquí fue recogida por mí, esto me costó alrededor de 5 años.
Un día se buscaban las piedras, otro se pegaban, durábamos dos meses sin hacer nada por la situación económica, pero aunque costó mucho tiempo y sudor gracias a la perseverancia se logró.
Fuente: Puna Cana Al Día


No hay comentarios: