EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

En el centenario de la primera ocupación norteamericana (2da parte).

jueves, 28 de julio de 2016

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Hediberto Pichardo. MA
Luego de la muerte del presidente Ramón Cáceres, ocurrida mediante un asesinato en noviembre de 1911, el país se sumió en Estado de inestabilidad política, pues los caudillos que durante el mandato de dicho gobernante estuvieron controlados, tras su deceso, surgieron y desataron cruentas luchas por alcanzar el poder.
Frente al panorama descrito anteriormente, se fueron sucediendo en el poder varios presidentes: Eladio Victoria, Monseñor Adolfo Alejandro Nouel, José Bordas Valdez, Ramón Báez, Juan Isidro Jiménez y Francisco Henríquez y Carvajal. Un total de 6 mandatarios en menos de 5 años.
Los Estados Unidos decidieron invadir nuestra nación el 16 de mayo de 1916, poniendo como excusa que los dominicanos habían violado el artículo 3 de la convención Dominico Americana de 1907 al aumentar la deuda sin su consentimiento previo. Excusa esta falsa, pero ocultaba las reales causas que motivaron dicha intervención militar y que fueron enumeradas en el artículo anterior.
La proclama de ocupación fue leída por Harry S. Knapp el cual se convirtió en el primer gobernador militar. A este le sucedieron otros gobernantes militares: Samuel Robinson, Harry Lee, Thomas Knowden, es decir que los invasores establecieron gobiernos militares. Nuestro país como consecuencia de dicha intervención perdió la categoría de república y paso a llamarse solo Santo Domingo, también con dicho suceso se le puso fin al periodo de nuestra historia llamado como la segunda república.

Los ocupantes fueron enfrentados por los dominicanos en el primer momento en que se produjo la ocupación y merece especial mención el combate celebrado en la Barranquita en donde se destacó Calixto Daniel, quien estuvo al frente de los dominicanos que ofrecieron resistencia ante los extranjeros.
Los norteamericanos tomaron una serie de medidas tendentes a garantizar sus objetivos y beneficios, algunas de las cuales fueron: desarmar a la población prohibiendo el porte de armas de fuego, desmantelaron el ejército dominicano y lo sustituyeron por la guardia nacional formada por marines norteamericanos, censuraron la prensa para evitar la divulgación de noticias contrarias a sus intereses, programa de construcción de obras públicas, destacándose la construcción de la red nacional de carreteras, crearon del ministerio de hacienda, la creación de la intendencia de educación y sanidad ,el tribunal de tierra con el sistema Torrens, por el cual todas aquellas propiedades que no tuvieran títulos pasarían a ser propiedad del estado, también eliminaron el sistema caudillista, entre otras medidas. Las medidas tomadas corresponden a un gobierno de tipo dictatorial, tal como lo señalo Juan Bosch en su libro: Las dictaduras dominicanas.
El pueblo dominicano a través de su historia y los diferente procesos de lucha ha tenido hombres y mujeres que han luchado por su libertad y durante el periodo de la ocupación norteamericana también aparecieron quienes lucharon contra los injerencistas, pero es pertinente aclarar que la oposición contra los invasores se manifestó de dos formas: la armada, llevada a cabo por campesinos que defendían sus propiedades, de las cuales eran desalojados para los gringos impulsar sus plantaciones cañeras y así producir azúcar que tanta demanda y buenos precios tenía en el mercado europeo, mal llamados los gavilleros, pero también ocurrió la resistencia pacífica ,llevada a cabo por el movimiento Unión Nacional Dominicana(UND), desarrollado en las ciudades y encabezados por intelectuales.
Dentro de los líderes de los gavilleros podemos señalar a Ramón Natera, Martín Peguero, Tomás Mota y otros más. Los principales dirigentes del movimiento nacionalista fueron Fabio Fiallo, los hermanos Henríquez y Carvajal, Emiliano Tejera y otros más.
Debido al auge en los precios del azúcar de caña durante los años de 1918-1920 aumentaron los ingresos nacionales al extremo de que ese periodo ha sido llamado como la danza de los millones para hacer alusión a la bonanza económica que vivió el país.
Un aspecto importante a señalar lo fue el hecho de que el joven Rafael Leonidas Trujillo Molina ingreso a la guardia nacional creada por los interventores y se destacó en la persecución de los gavilleros, llegando a tener una meteórica carrera de ascensos militares al extremo de que a la salida de los norteamericanos en 1924 era para ese entonces el segundo jefe militar más importante del país.
La primera guerra mundial termino en el 1918, durante el siguiente año se negociaron los acuerdos de paz y ya para el 1920 la producción de azúcar de remolacha empezaba a mostrar signos de recuperación y como simple efecto de vivir en un mundo globalizado un suceso ocurrido en el viejo continente produjo la baja en los precios del azúcar de caña, la que se producía en el país, lo que origino que los Estados Unidos fueran perdiendo el interés de mantener la ocupación militar.
El movimiento nacionalista agilizo sus protestas exigiendo la salida de los ocupantes y este hecho unido al anterior provoco el surgimiento de planes de desocupación, destacándose dos: Harding y Hughes-Peynado. El primero de ellos, planteaba la salida de las tropas de manera escalonada, es decir, en grupos y en determinadas fechas, no todos al mismo tiempo; este plan fue rechazado por los nacionalistas, quienes exigían la desocupación pura y simple. En el 1922 se propuso el segundo plan, el cual a pesar de crear una división entre los nacionalistas fue el aprobado, dicho plan establecía el nombramiento de un presidente provisional, la celebración de elecciones en el 1924, la firma de un protocolo en ese último año, la aceptación por parte de los dominicanos de las medidas llevadas a cabo por los interventores y las tropas extranjeras abandonarían el país después de celebrada las elecciones para elegir un nuevo presidente.
El próspero empresario Juan Bautista Vicini Burgos fue el escogido para ejercer la función de presidente provisional desde el 1922-1924.

Los norteamericanos lograron sus propósitos en el país: eliminación del caudillismo, expulsión de la influencia alemana en el país, mayor control político, diversificación y ampliación de la industria azucarera, modernización del aparato político. Una vez alcanzado lo anterior procedieron abandonar el país. Dicha salida produjo la recuperación de la soberanía nacional y el inicio de la tercera república, que va a empezar con el tercer gobierno de Horacio Vásquez, el vencedor de las elecciones de 1924 y se va a extender este periodo hasta el año 1965 cuando se produjo la segunda intervención militar norteamericana.

No hay comentarios: