EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

La educación dominicana durante la Segunda Republica.

sábado, 27 de junio de 2015

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Hediberto Francisco Pichardo Santos. MA
El 18 de marzo de 1861 se firmo el acuerdo de anexión de la republica dominicana al reino de España. Esta acción fue obra del general pedro Santana en su tercer gobierno. Con la anexión concluye el periodo de la llamada primera republica y la nación dominicana perdió su soberanía, pasando a convertirse en una provincia de España.
Ante tal acontecimiento, los liberales, defensores de la nación, organizan el movimiento restaurador, creado por Santiago Rodríguez y al cual se van a unir una gran cantidad de figuras que mas tarde se convertirían en héroes y próceres del pueblo dominicano. Este movimiento dio impulso a la guerra de la restauración, con la cual se logro la salida de las tropas españolas en 1865 y la recuperación de la soberanía nacional. La guerra restauradora fue una guerra por la independencia.
Recuperada la soberanía nacional se inicia el periodo de la historia dominicana conocida como la segunda republica, que comprende los años 1865-1916, año este ultimo en que se produce la primera ocupación militar norteamericana.

Un nuevo periodo histórico conllevo varios cambios en todos los órdenes respeto a la primera republica. En el ámbito político vamos a tener nuevos actores: la desaparición de Pedro Santana, el predominio de Báez (sectores anexionistas y conservadores) que va a ser enfrentado por Gregorio Luperon (sectores liberales y nacionalistas); el establecimiento de dictaduras como la de Ulises Heureaux y de Báez en su cuarto gobierno; intervenciones constantes del gobierno de Estados Unidos. En el aspecto económico, la industria azucarera se convirtió en la principal actividad económica del país; también el aumento de la deuda externa con la toma de préstamos como el Westendorp y el Harmont, así como la hipoteca de las aduanas dominicanas. En el orden social, los sectores en pugnas van a ser los dueños de los ingenios y representantes de casas comerciales extranjeras contra los pequeños comerciantes o burgueses. En fin, la segunda republica tuvo sus características propias de acuerdo al momento histórico que estaba viviendo la humanidad.
La educación no quedo atrás en este periodo y continúo su evolución, con nuevos maestros y figuras destacadas, leyes y organización nueva.
Los dos principales pensadores educadores en la primera mitad de la segunda republica lo fueron Pedro Francisco Bono y Ulises Francisco Espaillat, este último llego a ser presidente de la republica con el apoyo del partido azul lidereado por Luperon. Debido al proceso de inestabilidad política que se vivió en esa etapa de nuestra historia, sus ideales no se pudieron implementar, pues los liberales gobernaron muy poco tiempo comparado con el tiempo que gobernaron los conservadores.
Los mayores avances en términos educativos que tuvo el país durante el periodo de la segunda republica ocurrió durante el llamado periodo de los gobiernos azules 1879-1899.decimos esto debido a que en ese periodo se estableció en el país el insigne educador puertorriqueño Eugenio María de Hostos, quien debido a ser un luchador de la independencia de su país, tuvo que emigrar hacia nuestro país, donde fue bien acogido por Luperon.
Hostos era partidario del positivismo filosófico, creada por el francés Augusto Comte es una corriente filosófica que afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico, y que tal conocimiento solamente puede surgir de la afirmación de las teorías a través del método científico. Hostos se opuso a la escuela religiosa que era dirigida por Francisco Javier Billini. Defendía el uso de la razón, la igualdad entre el hombre y la mujer y por lo tanto el derecho de esta a la educación. A su llegada al país se dio cuenta del atraso en términos educativos que tenia el país, decidió crear la escuela Normal para formar maestros.
Hostos enfatizo sus principios en la enseñanza de las matemáticas, propuso un currículo basado en las tres ramas del conocimiento, que para el eran las más importantes: la naturaleza humana, la naturaleza exterior y la naturaleza de la sociedad.
En virtud de que Hostos defendía el uso de la razón, también propuso una educación laica o libre de la religion y esto entro en contradicción con los intereses de la iglesia católica que defendía una educación dogmática. El obispo Fernando Arturo de Meriño enfrento a Hostos en el plano intelectual.
Cuando Ulises Heureaux logro establecer su dictadura, Hostos se vio obligado a tomar el exilio, pues para los fines del dictador, las ideas de Hostos eran muy avanzadas y constituían un peligro.
También las mujeres se destacaron en el plano educativo durante el periodo de la segunda republica. Es bien reconocida la labor desempeñada por Salome Ureña de Henríquez, quien recibió no solo influencias de Hostos sino también ayuda para crear el Instituto de señoritas  donde se formaron las primeras maestras dominicanas: Luisa Ozema Pellerano, Mercedes Laura Aguilar, Altagracia Henríquez Perdomo, Ana Josefa  Puello, Leonor María Feltz y Catalina Pou. Salome a parte de maestra fue una gran poeta.
El presupuesto de educación durante ese periodo en vez de aumentar disminuyo durante la primera mitad de la segunda republica lo que nos muestra el poco interés que tenían los gobernantes  en que el país avanzara; pues solo la educación permite a los pueblos salir del subdesarrollo. Es necesario señalar que luego fue aumentando sobretodo en el periodo de 1882-1888 gracias a la creación de impuestos con el objetivo de favorecer el desarrollo de la educación.
No se lograron grandes avances en lo que se refiere a los métodos implementados pues se incluía el castigo, golpear a los estudiantes con regla o látigo y ponerlos de rodillas al sol y sobre un guallo.
Persistían altas taza de analfabetismo en la mayor parte de la población.se estima que el 80% de la población era analfabeta.
 En 1884 se creo la Ley general de estudios, que se cree fue elaborada por Eugenio María de Hostos. Pero una vez que se estableció la dictadura de Lilis, se elaboro una nueva Ley general de estudios.
Debido a las deficiencias del sistema publico, siguieron fluyendo los colegios  sobre todo en Santo Domingo y en Santiago.
Otro maestro destacado durante este periodo a parte de Hostos y Salome, lo fue Manuel de Jesús Peña y Reynoso, quien llego a ser profesor en varias ciudades del país y fundo el colegio La Paz.




2 comentarios:

Madelin Lantigua dijo...

Buen documento me fue de mucha ayuda para mi maestría, gracias.

Anónimo dijo...

Muy interesante este documento.