EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Temas de Historia y educacion: Planificar: un asunto para todos

lunes, 2 de enero de 2017

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
Hediberto Pichardo. MA.                               
En estas vacaciones navideñas, he tenido la oportunidad de tomar un tiempo para leer algunos libros interesantes de los temas que más me apasionan: historia y educación.
Ha llegado a nuestro alcance gracias a uno de los tantos beneficios que nos brinda el internet un exquisito libro titulado: Basta de historia! del afamado periodista argentino residente en los Estados Unidos: Andrés Oppenheirmer. Del mismo modo hemos estado leyendo algunos libros de historia del gran escritor y hombre de ciencia Isaac Asimov.
Podemos darnos cuentas que las naciones que hoy presentan un avanzado nivel desarrollo lo han alcanzado porque han diseñado planes a corto, mediano y largo plazo, iniciando por introducir reformas en el sector educativo.
Los excelentes resultados que muestran hoy en el campo educativo, científico y tecnológico naciones como Finlandia, Singapur, Japón y China por solo mencionar cuatro naciones, por cierto asiáticas, son evidencias de que la planificación y la inversión en la educación producen grandes beneficios en todos los órdenes.
Japón, por ejemplo, una nación conformada por un archipiélago (conjunto de islas) ubicados en el lejano Oriente, no cuenta con importantes recursos naturales, la mayor parte de su territorio es montañoso, púes está formado por miles de islas, además de que fue afectado seriamente en la segunda guerra mundial como resultado del lanzamiento sobre su territorio de dos bombas atómicas por parte de los estados unidos, provocado esto último por el ataque del imperio del sol sobre la base naval de Pearl Harbol, perteneciente a la superpotencia del norte de América y ubicada en las islas Hawái. Luego de su rendición obligada y con una injerencia norteamericana, la nación nipona decidió enrumbarse por el camino del progreso y para lograrlo se afianzo en la planificación y en la inversión de la educación. Desde hace décadas el mundo contempla los logros alcanzados en lo que se ha llamado el milagro japonés.

Singapur es otro ejemplo muy ilustrativo de lo pertinente que es la planificación y apoyarse en la educación, siendo una isla  ubicada en el sur de Asia, fue colonia de Gran Bretaña, luego formo parte de Malasia, más adelante proclama su independencia en 1965. Tampoco posee recursos naturales, ha tenido que importar hasta el agua para tomar. Mas sin embargo gracias a una planificación que coloco como primer eslabón la educación, hoy día es uno de los países con mayor ingreso per cápita del mundo, sus estudiantes han obtenido el primer lugar en los resultados de la prueba PISA en las tres categorías.
Pero en vista de que estamos hablando de planificación, cabría preguntarse en que consiste la misma. Pues bien de acuerdo al portal Wikipedia: “La planificación es un proceso de toma de decisiones para alcanzar un futuro deseado, teniendo en cuenta la situación actual y los factores internos y externos que pueden influir en el logro de los objetivos.
De la planificación todos debemos hacer uso: los docentes siempre lo deben hacer, los padres de familias a diario, los gobernantes y demás funcionarios, en fin todo el mundo.
Los dos ejemplos anteriores tanto de Japón y se Singapur corroboran lo que estamos planteando en esta tesis sobre las ventajas de la planificación, donde la educación es el primer paso a seguir. Además, ambos casos constituyen ejemplos de que tal como me dijera un profesor de sociología de mi amada UASD de que en el mundo hay países ricos de gente pobre y países pobres de gente rica y en donde los dos países en cuestión forman parte de los segundos.
En nuestro país, nos somos muy dados a planificar. Casos ilustrativos lo vemos a diario, en donde la mayoría de los nacimientos registrados pertenecen a madres adolescentes, que no han seguido una planificación. Es muy notorio encontrar familias de escasos recursos con una gran cantidad de hijos sin contar con los recursos económicos que conlleva tal responsabilidad.
En el ámbito universitario también podemos apreciar la falta de planificación por parte del Estado, pues hay carreras que tienen una gran cantidad de estudiantes (las humanidades) mientras otras (técnicas y  científicas) con muy pocos.
Cuando salimos de una ciudad a otra podemos ver la cantidad de obras públicas paralizadas ,debido que fueron iniciadas por una gestión de gobierno, que no pudo concluirla,mientras que la nueva gestión se enrumba en inicial las construcciones de otras, dejando en el abandono y olvido las ya iniciadas. Difícil resulta encontrar una tarja donde se indique que una obra fue iniciada por un gobierno y concluida por otro.
Cuando se está elaborando el presupuesto, una vez que este ha sido aprobado y promulgado, se debe elaborar un presupuesto complementario, no importa si la nación ha sido afectada por un fenómeno natural o no.
Los dominicanos y nos duele decirlo, no planificamos y esta es una de las razones por las que la nación no lograr alcanzar el real desarrollo.
Nuestro país debe imitar a las naciones que han alcanzado el desarrollo, copiar sus ejemplos, pero sobretodo planificar para saber cuántos profesionales en las distintas áreas necesita la nación, pero para determinar cuántos hospitales, escuelas y demás obras públicas requerimos.
Hace un promedio de tres años conversando con un prominente hombre de empresas de este pueblo les dije que nuestra provincia necesitaba urgentemente un plan estratégico de desarrollo a varios años para lograr un notable desarrollo. Me alegra sobremanera el hecho de que en días recientes la sociedad civil, los empresarios, las autoridades políticas y las iglesias se abocaron a firmar un plan de desarrollo para esta demarcación geográfica. Aspiramos a que lo pactado se convierta en una realidad por el bien de todos.
Al culminar este año e inicial uno nuevo, tomemos en cuenta que debemos planificar para poder lograr lo que queremos. Las naciones que han logrado el desarrollo nos muestran cómo hacerlo, solo es cuestión de estudiarla. Si por lo menos no lo intentamos seguiremos siendo lo que somos hasta ahora: una nación del tercer mundo.





No hay comentarios: