EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

Basura y enfoque municipal (parte II)

martes, 1 de noviembre de 2016

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com

Estamos totalmente convencidos de que los contenedores son parte del problema y no de la solución, para que puedan funcionar debe existir una eficaz frecuencia de recolección y una amplia conciencia ciudadana que lamentablemente no tenemos, además el contenedor depende mucho de la disponibilidad de camiones compactadores, cuando estos fallan el sistema colapsa, por eso haces unos días vimos el camión de los bomberos usurpando las funciones de este.
No es sorpresa que en nuestros barrios el viejo método de ¿Doña hay basura? siga funcionando nítidamente, pues nuestras amas de casa empacan sus desperdicios y los ponen en el patio hasta que pase el camión, en ese momento los sacan y el obrero municipal amablemente la sube al camión de un tirón, en este esquema solo hay problemas si la frecuencia de recogida se atrasa por alguna u otra razón, en cambio los grandes productores de basura del casco urbano irónicamente tienen menos responsabilidad en el proceso que las humildes amas de casa pues estos simplemente van al contenedor cuando lo consideren y listo, problema resuelto, vuelven a producir basura y repiten la formula convirtiendo al ayuntamiento en una especie de "relajo o mojiganga."
Si el problema tal y como plantean voceros y funcionarios del ayuntamiento se concentra básicamente en el casco urbano y sus periferias y teniendo conciencia de sus limitaciones la institución tendrá que actuar con inteligencia, pensar en alternativas como sub-dividir el área en polígonos y asignarle supervisión, diseñar y encargar la construcción de nuevos modelos de contenedores que puedan ser manipulados sin necesidad del camión compactador ampliando las posibilidades de recolección (esto último puede hacerse en la industria local y no es costoso) y dotar estas áreas de señalización y zafacones de mediano tamaño son medidas que pueden ayudar a mitigar el problema.
Evidentemente que el lanzamiento del programa "basura cero" elevó las expectativas de la población pero lo cierto es que el ayuntamiento no contaba ni aun cuenta con los recursos para llevarlo a cabo dado lo compleja de nuestra realidad y la dimensión del problema, seguramente que el equipo municipal se habrá dado cuenta de lo difícil que es pensar en alternativas como comenzar a cobrar el arbitrio correspondiente a la basura pues para esto primero deberá demostrar que está en capacidad de brindar un servicio eficiente, en cuanto a las multas es sabido que el Cabildo no cuenta con mecanismos efectivos para su cobranza y esto lo deja prácticamente desarmado ante un problema que siempre será responsabilidad de esa institución por mas actores que en el intervengan.
Ponerse creativos y pensar fuera de los esquemas en soluciones de alto impacto pero de bajo costo es el único camino que le queda al ayuntamiento ante esta realidad (Ver caso Bogotá / Antanas Mockus) deben seguir apelando a la conciencia ciudadana y plantear un mecanismo de premio-sanción innovador que le permita aplicar su autoridad sin entrar en contradicciones con la población ni acudir a la queja permanente, pues está en vez de fortalecer, debilita.
A veces para encontrarse hay que perderse.
Por: Geraldo Fernández
Noviembre 01 / 2016



No hay comentarios: