EN NAGUA: CENTRO DENTAL DR. RENE RAPOZO CABRERA

NUEVO, REMODELADO, HOSPITAL DE NAGUA UN DEBATE SIN NECESIDAD?

lunes, 17 de julio de 2017

Publicado por prensalibrenagua.blogspot.com
NUEVO HOSPITAL, VIEJO HOSPITAL, UN DEBATE INNECESARIO.
“El Hospital Dr. Antonio Yapor Heded es una estructura colapsada cuya vida útil se intentó prolongar mediante una reparación que se quedó corta, este centro pertenece a un grupo de 56 hospitales que pasaron del Ministerio de Salud Pública a la OISOE, son obras bajo contrato y con un presupuesto que lamentablemente estaba mal elaborado y dejaba fuera muchas necesidades elementales de un centro de salud de vanguardia, dada esta situación la OISOE ha tenido que replantearse estos proyectos actualizando los presupuestos y adecuando los diseños a las normas y especificaciones de la OMS con toda la burocracia que un proceso como este involucra, esto para cada uno de los 56 hospitales en cuestión, este proceso es necesario ya que si continúa con el presupuesto anterior la obra caería en sobrevaluación cuando en verdad el problema es que estuvo subvaluada desde el año 2013”.
El párrafo anterior corresponde a una publicación que hicimos el 27 de Septiembre del año pasado donde le explicamos a la población lo que a la fecha estaba sucediendo con estos proyectos a nivel nacional, esa problemática ha sido una gran dolor de cabeza para el gobierno nacional, en nuestro caso me consta que el trajinar de las autoridades provinciales para la continuidad de los trabajos en el hospital ha sido arduo ya que muchas veces me encontré con ellos en despachos y pasillos de las instituciones correspondientes, hace apenas unas semanas me correspondió colaborar con el senador Victoria para gestionar ante las autoridades correspondientes que nuestro hospital fuese incluido en lista de alta prioridad para que los trabajos se iniciasen de inmediato.

Al día de hoy se trabaja aceleradamente en la reconstrucción de nuestro hospital en una intervención de mucho alcance que incluye desde reforzamiento estructural hasta una totalmente nueva área de emergencia (tipo TRIAGE), independización de las unidades de internamiento y equipamiento completo con tecnología de vanguardia, sin embargo el tema principal de esta publicación no es hablar del proyecto sino separar dos temas que al batirse tanto y con todo tipo de propósitos se han confundido en uno solo atentando contra la noble causa, me refiero a la relación entre la reconstrucción del antiguo hospital y la necesidad de un nuevo hospital, veamos.
EL VIEJO HOSPITAL
El proyecto de reconstrucción del viejo hospital se enmarca en la política gubernamental de mejorar las condiciones en la que se atienden a las grandes mayorías que acuden a los centros sanitarios públicos en busca de servicios de salud, esto es adecuando las antiguas estructuras a los nuevos tiempos en cuanto a planta física, servicio y equipamiento, para esto se cuenta con el apoyo y supervisión de la Organización Mundial de la Salud, este proyecto junto al de los Centros Diagnósticos también busca descentralizar el sistema de salud. Se intervinieron al mismo tiempo 56 hospitales (lo que yo consideré y considero como un error) en todo el país, todos de alta demanda de parte de los sectores populares.
EL NUEVO HOSPITAL
La idea de un nuevo hospital de carácter regional no es nueva e inclusive existen solicitudes de nuestros legisladores a las instancias superiores para la evaluación de ese proyecto y su posterior inclusión en el presupuesto nacional, pero para nada esto tiene que ver con el proyecto de reconstrucción del Yapor Heded por razones técnicas y administrativas que procederé a explicarles.
DEBATE INNECESARIO
Supongamos que el antiguo hospital sea demolido, ¿donde se atenderían los pacientes en el tiempo que dure la construcción nueva? ¿ese nuevo hospital regional se construiría en los mismos terrenos del actual? la respuesta a ambas preguntas evidencia que lo único que estos proyectos tienen en común es que aportarían más calidad de vida y dignidad a la población de Nagua y de toda la provincia María Trinidad Sánchez pero que en realidad son dos luchas separadas.
REFLEXIONEMOS Y REORIENTEMOS EL RECLAMO
La confusión de los grupos y las personas que han asumido la causa de la construcción de un nuevo hospital genera confusión general y quita efectividad al reclamo y aquí plantearé dos preguntas para ilustrar lo que decimos, ¿si pedimos un hospital regional porque no involucramos a Cabrera, Rio San Juan, Sánchez, Samaná y el Bajo Yuna en el reclamo? y también preguntémonos ¿por qué razón el reclamo debe partir de la descalificación de las autoridades si ellos también son abanderados de la causa y lo han demostrado?.
Otra cosa que debemos identificar es si nuestro reclamo coincide con la planificación del Estado en cuanto a la nueva red de grandes hospitales, por ejemplo, en San Francisco de Macorís se está construyendo el Hospital Regional Docente San Vicente de Paul cuya finalidad es proveer servicio a toda la región nordeste, partiendo de esta realidad somos nosotros junto a los pueblos mencionados que debemos convencer con argumentos válidos a las instancias correspondientes de la conveniencia de que se nos construya un hospital grande y adecuado más cerca, porque de camino a San Francisco las personas fallecen cuando tienen un accidente en la Autopista del Nordeste o en las carreteras que van a Rio San Juan o Samaná, que ya la gente del Bajo Yuna no viajan a la ciudad del Jaya sino a Nagua, que la región cambió, que en términos prácticos San Francisco ha perdido influencia de Villa Riva hasta la península, entre otras cosas, pero razonadas, ponderadas, capaz de convencer al tecnócrata más frio.
CAMINO A SEGUIR
En los temas que afectan a las grandes mayorías los pueblos necesitan ser orientados no agitados, el papel de quienes dirigen las sociedades o pretenden dirigirlas es de armonizar y encauzar, pero para hacerlo de manera efectiva se debe tener conocimiento de causa, profundidad en el planteamiento, precisión en la acción, las causas colectivas no se asumen de manera personal como mucha gente piensa porque al hacerlo le impregnamos nuestras virtudes pero también nuestros defectos, intereses, ambiciones y distorsionamos la lucha, hay que organizar de manera horizontal y construir un solo puño y una sola voz, así que vamos todos en consenso a colocarnos no detrás, sino hombro con hombro con nuestras autoridades y representantes a exigir esta y otras demandas impostergables, una sin perjuicio de la otra, sin prejuicios ni banderías, con conciencia del lugar de cada cosa y cada cosa en su lugar porque al final la causa no es nuestra en términos particulares, sino de todos y todas.
Geraldo Fernández
17 Julio 2017




No hay comentarios: